Apicultura, historia de Villanueva de Viver

La apicultura en Villanueva de Viver

Si hay un medio de vida representativo de Villanueva de Viver es la producción de miel.

De hecho, el gentilicio «zahumao» hace referencia al humo que se usaba para trabajar en las colmenas.

Según Sancho Comins, a finales del siglo XX, calculaba que había una media de 100 cajas por vecino. Aunque no debemos aceptar esta estimación como una cifra real, nos sirve para hacernos una idea de su magnitud. No obstante, la producción se ha realizado siempre a nivel familiar, tanto para consumo propio como para la venta o el trueque.

Por ejemplo, se hacían intercambios con Montán, donde se cambiaba un litro de miel por uno de aceite, algo muy importante en una localidad cuya altitud no permitía plantar olivos.

 

No obstante, la apicultura ha cambiado mucho durante la segunda mitad del siglo XX. Las tradicionales cajas que todos conocemos antes eran corchos cilíndricos, que se clavaban a tierra con agujas de sabina mediante unas tenazas especiales. Dichas tenazas tenían un mango en punta para agujerear el corcho y una sierrita en el otro mango para dibujar la marca del propietario. A su vez, dichas tenazas servían para desclavar las agujas de sabina del suelo.

Para proteger el rostro de las picaduras se trabajaba con unas caretas y se hacía humo quemando boñigas secas de vaca, que había que ir a buscar a zonas limítrofes como Barracas.

Más tarde, cuando ya había cajas, los colmeneros empezaron a usar fuelles. Fue entonces cuando llegaron los primeros comerciantes para comprar miel. El trabajo de la miel se sofisticó: cajas, fuelles, camiones, alzacuadros, extractores de miel, portacuadros, etc.

Para alguien con poca tradición melera, algo que llama la atención es la movilidad de las colmenas. Según el artículo de José Xavier Llop i Goteris a la revista del Instituto de Cultura Alto Palancia de 2004, las colmenas se trasladaban el 8 de septiembre junto a los algarrobos de la zona costera, donde permanecían hasta febrero; el mes de marzo se llevaban los romerales de Caudiel, de ahí a la Plana para aprovechar la floración del naranjo y, a finales de mayo, se llevaban a la zona de Cedrillas y Mora de Rubielos, donde estaban hasta septiembre.

Debo apuntar que los camiones y las cajas facilitaron mucho el transporte, ya que con los carros los desplazamientos largos implicaban hacer noche.

Un tema a estudiar es la relación que ha tenido Villanueva con la zona de los Valles (Faura, Benifairó, Quart, Benavites y Quartell), pues no solo la madera era llevada a sus aserraderos, sino que era el lugar donde muchas colmenas pasaban el invierno. En concreto, había una colina llamada «el Cabeçol», «entre Faura y Sagunto» donde adquirieron terrenos los colmeneros de la Villanueva. Por su ubicación debe tratarse de «el Cabeçolet», que se encuentra 1,5 km al sur de Faura, aunque al norte de Sagunto hay otro «Cabeçol».

Por último, la miel ha formado parte de la gastronomía de la localidad: aguamiel (con calabaza), mostillo (con harina, nueces y la miel de cuando se escaldaba la cera), etc.

Podríamos escribir mucho más sobre los procesos para extraer la miel de las colmenas, o de la importancia de las abejas para el ecosistema, pero el objetivo es el de destacar un medio de vida que forma parte de la identidad de Villanueva de Viver.

Alfredo Fornas

Información procedente de varias fuentes orales y, en especial, de Luis Soriano y Josefina Villalba. Fotografía cedida por Reinaldo Pastor (I Muetra de Productos Agrícolas y Artesanales de Villanueva de Viver, 2003)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Ayuntamiento de Villanueva de Viver.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Ayuntamiento de Villanueva de Viver.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad